Inicio / Novedades / ¿Qué hace que la música para piano de Chopin sea tan única?

¿Qué hace que la música para piano de Chopin sea tan única?

¿Qué tiene la música de piano de Chopin que la hace hablar a tanta gente?

Incluso muchos de los que no tienen un conocimiento particular de música reconocerían inmediatamente el sonido y el estilo de la misma. Probablemente esto sea aún más cierto en la música de Chopin que en la de otros grandes compositores como Bach, Mozart o Beethoven.

Por supuesto, mucha gente reconocería la quinta sinfonía de Beethoven, la Eine kleine Nachtmusik de Mozart o el Aria de las variaciones Goldberg de Bach. Pero, ¿serían capaces de identificar el estilo de estos compositores en una pieza que nunca antes habían escuchado? Quizás lo harían, pero en el caso de Chopin sería más que probable. Entonces, ¿cuál es la razón de eso?

En este artículo, no pretendo exponer todos los secretos de la magia de Chopin, pero quizás al menos pueda señalar algunas de las cosas que hacen que su música sea tan única. La forma en que lo veo tiene que ver con sus fuentes únicas de inspiración y la forma en que las transformó, haciendo que su música sea mucho más grande que la suma de sus partes.

Fuentes de inspiración de Chopin

En primer lugar, estaba su anhelo por una Polonia amada y sufriente. Toda su vida siguió recordando la música que había escuchado de niño; durante su exilio, los recuerdos se impregnaron de nostalgia y nacionalismo. Sus compatriotas en París lo alentaron a transformarlos en sus propios Mazurcas, Polonesas, etc.

Luego estaba su amor por la voz humana que canta. Chopin adoraba la ópera y, en particular, el estilo brillante y hermoso de los cantantes de bel canto de su época. Con su soberbio conocimiento de cómo hacer cantar su propio instrumento, Chopin pudo hacer un uso constante al piano de lo que había escuchado en el teatro de la ópera, por ejemplo en sus Nocturnos.

En cuanto a la música instrumental, los gustos de Chopin eran en cierto modo bastante conservadores. Reverenciaba a Bach y Mozart y estudió los principios de su trabajo muy a fondo. El hecho de que haya logrado mantenerse tan fiel a sus ideales clásicos y, al mismo tiempo, convertirse en uno de los románticos más importantes, es realmente una maravilla.

Esta conexión con el pasado es la razón por la que incluso sus obras más ligeras y entretenidas siempre difieren sustancialmente de la mera música de salón. Los valses, por ejemplo, pueden tener mucho en común con la música de piano popular, brillante y sentimental de los salones de París de la época; pero al mismo tiempo, gracias a la capacidad de Chopin para hacer que todas sus otras influencias funcionen juntas, son joyas que atestiguan su genio superior como compositor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *